Minerales y oligoelementos: La visión de la naturopatía.

Los minerales y oligoelementos son nutrientes imprescindibles para una buena salud. Os explicamos la perspectiva desde la naturopatía y la nutrición ortomolecular.

Los minerales son unas sustancias inorgánicas que son totalmente necesarias para la salud, desde metabolismos complicados hasta procesos de regulación y mantenimiento. Si bien es cierto que juegan un importante papel en la estructura de nuestro organismo, (huesos, piel, vasos sanguíneos…), también son necesarios como cofactores, en estructuras de ciertas enzimas y otras funciones súper importantes.

Los minerales se dividen en dos grupos: los macrominerales y los microminerales u oligoelementos.

Los macrominerales son aquellos minerales que el organismo requiere en cantidades diarias superiores a 100 mg y son el calcio, el fósforo, el potasio, el azufre, el cloro, el sodio y el magnesio. Presentes en el organismo en cantidades mayores a 5 gramos.

Los microminerales u oligoelementos son aquellos minerales que el organismo requiere en cantidades diarias menores de 100mg, (hay algunos de los que tan solo se requieren algunos micro-gramos (mcg)), y son el hierro, el zinc, el selenio, el manganeso, el cobre, el yodo, el molibdeno, el cobalto, el cromo y el flúor. Presentes en el organismo en cantidades menores a 5 gramos.

Tenemos que recordar que los minerales son nutrientes hidrosolubles y esenciales. Esto quiere decir que si llegamos a tener un exceso los excretaremos y que no los sintetizamos, así que habrá que ingerirlos con la dieta.

Los minerales son sustancias que soportan su estructura molecular frente a diversos cambios, no como las vitaminas, que sufren mucho con cambios de temperatura. Aun así, hay que valorar la biodisponibilidad de cada mineral, ya que su estructura puede determinar de manera muy compleja su biodisponibilidad y vamos a mirarlo con más calma, ya que es muy importante.

Recordemos el vídeo sobre el magnesio, las diferentes formas químicas y estructuras y sus tan diferentes funciones sobre el organismo para hacernos una idea de lo que supone tener en cuenta la biodisponibilidad.

También queremos explicaros las funciones principales de cada mineral, para que nos hagamos una idea de los síntomas que se pueden presentar después de sufrir los efectos de su deficiencia o exceso. Antes os dijimos que los minerales son hidrosolubles y que los excesos los excretamos, pero si la ingesta es continua, nos podemos encontrar en la situación de que no le demos margen al organismo para eliminarlo y presentar síntomas de exceso en el organismo.

La quelación de los minerales y su absorción

Todos os minerales están unidos a nivel molecular con otras sustancias. A estas uniones se les llama quelación, se trata de minerales quelados. Las cargas de los quelados pueden ser positivas, negativas o neutras. Cuando los minerales quelados llegan al intestino deben tener una carga neutra para facilitar la absorción, sino serán repelidos por la carga magnética negativa del intestino, dificultando su absorción. Esto se puede solucionar uniendo un ion para que forme una carga neutra. Además, deben soportar los jugos gástricos, biliares, enzimáticos… El viaje de un mineral al interior de la célula es una pequeña odisea y, aun así, lo consiguen la mayoría de veces.

Existen formas de minerales orgánicas, inorgánicas y aminoqueladas. Todos los minerales son quelados, es decir, están unidos a algo.

Los quelados orgánicos suelen tener una mejor biodisponibilidad, es decir, se absorben mejor y consiguen una ratio de uso celular mucho más alto. Algunas de las formas orgánicas son el gluconato, el citrato, el orotato, el picolinato y el lactato. Se les considera orgánicos porque tiene átomos de carbono. La absorción en los quelados orgánicos puede llegar hasta un 70%.

Los quelados inorgánicos tienen una biodisponibilidad más baja. Entre ellos tenemos los sulfatos, los óxidos, los carbonatos y los fosfatos. Si bien es cierto que son más baratos que sus homónimos orgánicos, su absorción es mucho menor, entre un 1 y un 25 %. Además, al no absorberse tanto, el organismo puede sufrir de efectos secundarios con los restos que se deben eliminar.

Por último, los aminoquelados son aquellos compuestos en que la quelación se da con un aminoácido. Son los que tienen una tasa de absorción más elevada, entre un 60 y un 80% y muy baja toxicidad, ya que se tiene a unir el mineral a un aminoácido con muy bajo peso molecular y así se mejora su absorción. Además, en el proceso de aminoquelación, cuando se separa el mineral de su ligando, si se hace bien, no resulta ningún residuo. Lo más importante en el caso de los minerales aminoquelados es que el proceso se haga correctamente, en caso contrario el nivel de biodisponibilidad puede bajar drásticamente.

En el caso de los aminoquelados debemos asegurarnos bien, ya que existen laboratorios que hacen proteinatos, que son minerales cogidos a una proteína, nada que ver con los aminoquelados.

Ahora vamos con lo que son los minerales en sí. Uno a uno repasaremos lo más importante de cada uno de ellos.

  • Azufre (S):

    • Alergias del tipo rinitis estacional y otros procesos inflamatorios de mucosas relacionados con las alergias.
    • Potente antioxidante. (GPO)
    • Artrosis.
    • Detoxificación (2ª fase hepática).
    • Parasitosis.
    • Artritis Reumatoide.
    • Salud capilar.

    Calcio (Ca):

    • Osteoporosis.
    • Hipertensión arterial.
    • Existen estudios que determinan que las personas con Síndrome Premenstrual ligado a la ansiedad tienen un más elevado uso de calcio y magnesio.
    • Para una mejor absorción del Ca se requieren niveles adecuados de Vitamina D, fósforo, magnesio.
    • El sodio y el zinc se ven afectados por una elevada ingesta de calcio. Y cuanta más proteína se ingiere más excreción de calcio se puede observar. Al igual que la cafeína.
    • Juega un importante papel en el proceso estructural del organismo, en la contracción y dilatación de los vasos sanguíneos, como cofactor enzimático y proteico o en los factores de coagulación.

    Cobre (Cu):

    • Artritis Reumatoide.
    • Afectaciones del sistema inmunitario, (inmunodepresión).
    • Osteoporosis.
    • El zinc y la Vitamina C interfieren en la absorción del cobre.
    • El cobre lo usamos para la producción de energía, en la formación de tejido conectivo, para el metabolismo del hierro, para procesos ligados al sistema nervioso, para la formación de melanina y como antioxidante.

    Cromo (Cr):

    • El más importante papel del cromo es el del control de la glucosa. Parece que tiene la habilidad de acompañar a las moléculas de azúcar al interior de la célula.
    • Así nos será de ayuda en la Diabetes.
    • Estrés, recordemos del vídeo de “fatiga adrenal” que hay una subida de azúcar con la liberación exagerada de cortisol.
    • Hipoglucemias.
    • Obesidad o dietas de control de peso, en que los índices glucémicos están descontrolados.
    • Mejora la absorción con la Vitamina C, pero compite con el hierro.

    Fósforo (P):

    • Juega un importante papel en funciones estructurales del cuerpo, en ayuda a la absorción del Ca.
    • Osteoporosis (juntamente con Ca).
    • Mejora el rendimiento deportivo por un procedimiento llamado carga de fosfato.
    • Mg, Al, Fe inhiben la absorción de P.

    Hierro (Fe):

    • Ayuda al transporte de oxígeno.
    • Antioxidante.
    • Anemias ferropénicas.
    • Fatiga.
    • Síndrome de las piernas inquietas.
    • La falta de Vitamina A puede potenciar la anemia por falta de hierro.
    • La Vitamina C mejora notablemente la absorción del hierro.

    Magnesio (Mg):

    • Producción de energía (ATP).
    • Ayuda en las funciones estructurales del cuerpo, como el Ca o el P.
    • Cofactor enzimático.
    • Transporte de nutrientes.
    • Cálculos renales por oxalatos. Parece que niveles bajos de citrato de magnesio están relacionados con más casos de litiasis renal por oxalatos.
    • Parece ser que los individuos con niveles bajos de Mg sufren más de diabetes, así como los que tienen niveles adecuados no.
    • Estrés. El Mg ayuda en el transporte y transformación de 5HTP en serotonina, que es destruida por el exceso de cortisol en casos de estrés. Ayuda a reducir el riesgo de estrés crónico y fatiga crónica.
    • Por el mismo motivo que antes, la liberación de cortisol continuada puede llevarnos a la fatiga crónica.
    • Recordemos que juega un papel fundamental en los procesos estructurales del cuerpo.
    • Parece que la elevada absorción de proteínas puede mejorar la absorción de Mg.
    • La Vitamina B6 mejora en mucho la absorción de Mg. Hasta el punto que parece que ya podemos encontrar suplementos con la mezcla.
    • El Ca puede llegar a ser antagonista si las dosis no son las adecuadas.

    Manganeso (Mn):

    • Potente antioxidante. Por ser cofactor del SOD (superóxido dismutasa).
    • Ayuda en la cicatrización y en el desarrollo óseo.
    • Osteoporosis, para el metabolismo óseo y tejido conectivo.
    • El hierro es antagonista, la suplementación con Mg también resultó en un descenso del Mn.
    • Combina muy bien con sulfato de glucosamina y sulfato de Chondroitina para aliviar el dolor en casos de osteoporosis.

    Potasio (K):

    • Cofactor enzimático.
    • Relación Sodio/Potasio. El potasio es el principal ion con carga positiva en el interior de la célula. (Potencial de membrana).
    • Calambres y rampas musculares.
    • Estrés y fatiga.
    • Hipertensión arterial.
    • Diversas interacciones medicamentosas. Consultar con su médico.

    Selenio (Se):

    • Antioxidante potente a través del glutatión peroxidasa.
    • Parece que los niveles de Se en el organismo están directamente relacionados con el riesgo de padecer cáncer.
    • Infertilidad masculina. Necesaria para la estructura del esperma.

    Silicio (Si):

    • Tejido conectivo y formación ósea.
    • Sistema inmunitario por su alta concentración en las glándulas suprarrenales.
    • Osteoporosis.
    • Salud articular y cardiovascular.

    Yodo (I):

    • Mineral esencial para la síntesis de la hormona tiroidea.
    • En casos de cáncer.
    • Dietas de control de peso.
    • Función tiroidea.
    • Sistema inmunitario.
    • Crecimiento.

    Zinc (Zn)

    • Antioxidante.
    • Acné.
    • Hiperplasia de próstata benigna.
    • Sistema inmunitario.
    • Degeneración macular.
    • Infertilidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación así como para tareas de análisis. Al continuar navegando, entendemos que acepta el uso de cookies

¿Qué son las cookies?

Una cookie es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerlo. El conjunto de cookies nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no.

Las cookies son esenciales para el funcionamiento de Internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándonos la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, si son activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores.

¿Que tipo de cookies utiliza esta página web?

Cookies propias: son aquellas que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio gestionado por el editor y desde el que se presta el servicio solicitado por el usuario.

Cookies de terceros: son aquellas que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio no gestionado por el editor sino por otra entidad que analiza los datos obtenidos.

Cookies persistentes: son un tipo de cookies en el que los datos siguen almacenados en el terminal y pueden ser accedidas y tratadas por el responsable de la cookie.

Cookies de analítica web: a través de la analítica web se obtiene información relativa al número de usuarios que acceden a la web, el número de páginas vistas, la frecuencia y repetición de las visitas, su duración, el navegador utilizado, el operador que presta el servicio, el idioma, el terminal que utiliza, o la ciudad en la que está asignada la dirección IP. Información que posibilita un mejor y más apropiado servicio por parte de esta web.

Aceptación del uso de cookies.

Asumimos que usted acepta el uso de cookies. Sin embargo, usted puede restringir, bloquear o borrar las cookies de esta web o cualquier otra página a partir de la configuración de su navegador.

A continuación le mostramos las páginas de ayuda de los navegadores principales: