Hongos medicinales (mico terapia) y sistema inmunitario

Conoce el maravilloso mundo de los hongos medicinales y lo que pueden hacer para mejorar tus defensas (entre otras muchísimas cosas).

Si me sigues con frecuencia me habrás leído u oído hablar sobre los hongos medicinales, ya que tienen tantas acepciones que es casi imposible que no nos sirvan para algún cometido especial en lo que a salud se refiere. Hígado y colesterol, permeabilidad intestinal, adaptógenos, inmunoestimulantes e inmunomoduladores, antioxidantes, hipolipemiantes, antitumorales, antibacterianos y antivíricos, hepatoprotectores, antiparasitarios… El reino Fungi es una maravilla y hoy te quiero hablar sobre él. De hecho, al final del artículo te quiero presentar un innovador estudio sobre cómo son capaces de bajar la mortandad en COVID-19. Ten paciencia y aprende con nosotros sobre este maravilloso mundo. Cuando acabes con el artículo y el vídeo pensaras en cómo has podido vivir sin estos maravillosos compañeros de viaje. he de decir que este artículo es un poco más técnico que los demás ya que creo que la temática lo requiere. Si se te hace pesado leer puedes ver el vídeo directamente.

Es época de que te hablemos de tus defensas, de tu sistema inmunitario y de qué puedes hacer para mejorarlo y estar seguro y tranquilo durante las épocas más frías del año. De hecho, los anteriores artículos y vídeos están relacionados con el sistema inmunitario y la prevención. Este artículo lo escribimos porque se acerca la temporada más fría del año, pero en realidad nos sirve para cualquier época y para todos los años: los estudios de donde sacamos la información son tan válidos hoy como mañana y, si se presentaran cambios exacerbados, te lo haremos saber en el mismo momento en que llegan a nuestras manos, sin duda intentamos estar al día en nuestro campo: la salud natural.

En todo caso este vídeo-artículo estará muy relacionado con el de “3 consejos para subir las defensas y mejorar tu sistema inmune” publicado hace unos días, pero centrándonos en unos ayudantes especiales: los hongos medicinales.

Los hongos no son ni animales ni plantas, se trata de un reino aparte llamado reino de los Fungi. Los hongos tienen diferentes funciones en la naturaleza. Los que a nosotros nos compete tienen una función principal muy importante: la de limpiar el bosque. Los hongos recogen funciones extremadamente importantes para el planeta. Existen 1'5 millones de especies de hongos en el planeta, de los cuales se han descrito 100.000 y se conocen en profundidad unos 100… el trabajo que queda por delante es inmenso y abrumador, pero esperanzador y maravilloso… No sin motivo recordaremos que los hongos medicinales se llevan usando tanto en la medicina de las culturas más antiguas del mundo como culinariamente por su miríada de sabores, texturas y propiedades nutritivas.

En general podemos decir que los hongos son una excelente fuente de proteínas, polisacáridos, ácidos terpénicos, antioxidantes, enzimas, prebióticos, aminoácidos, vitaminas, minerales, oligoelementos, ácidos grasos y muchos otros nutrientes. Además, al no ser animal, no está reñido con el vegetarianismo.

No podemos dedicar un escrito a la cantidad de propiedades que cada hongo medicinal nos aporta, pero sí que podemos hacer un esbozo y que tu mismo puedas decidir. Como siempre, te queremos recordar que los vídeos y artículos que desde aquí te ofrezco intentan despertar tu inquietud y parte aventurera para explores por ti mismo los maravillosos senderos de la salud natural. ¿Te apuntas a un paseo por el reino Fungi con nosotros?

Te quiero listar los hongos más importantes y con propiedades más evidentes y más estudiadas. Como hay muchísimos, te haré un recorrido por los más importantes y emblemáticos, aquellos que con frecuencia usaremos.

Champiñón del sol

El champiñón del sol, (Agaricus blazei Murril o Agaricus subrufescens Peck), es un hongo que se empezó a usar con fines medicinales a mediados del siglo pasado. Originario de América del sur, es muy apreciado a nivel culinario por su aroma a almendra y su consistencia carnosa.

El champiñón del sol tiene cantidades muy elevadas de principios activos, especialmente betaglucanos, que le confieren aptitudes terapéuticas nada desdeñables. Además de los betaglucanos, el champiñón del sol contiene proteoglicanos, ácidos grasos y fosfolípidos, ergosterol, (un precursor de la vitamina D), ácidos nucleicos, glucomanano, esteroles y diversas enzimas.

El champiñón del sol nos puede ayudar en casos en que busquemos una acción inmunorreguladora, especialmente útil en patologías autoinmunitarias, antitumoral, para potenciar el sistema inmunitario y para mejorar la resistencia frente a los radicales libres. Además, es hepatoprotectora, antidiabética, para diabetes tipo I y tipo II, hipotensora, antimutagénica, antioxidante, anti alérgica y antihistamínica y bactericida. En fin, multitud de funciones para la salud de nuestro organismo.

Esperamos que te pique la curiosidad y que busques más sobre esta fantástica seta medicinal y culinaria. Recuerda que los extractos estandarizados son los que nos van a aportar una cantidad de principios activos adecuada para explotar y aprovechar un producto como este.

Coprinus, la seta barbuda, (Coprinus comatus)

También conocida como matacandil, se trata de una seta comestible, la cual se debe consumir rápidamente, ya que a los dos o tres días se autodigiere, transformándose en una tinta negra, que antiguamente se usaba para escribir. Crece agrupada en prados, y es muy frágil. Como alimento es muy apreciada por su alto contenido proteico y en vitaminas del grupo B, en otras vitaminas y minerales, así se transforma en un alimento muy nutritivo, además de poder disfrutar de sus propiedades terapéuticas.

Se trata del hongo con más cantidad de beta glucanos que se conoce, (faltan muchísimos hongos por descubrir), ergotioneina, y minerales como el vanadio, difícil de conseguir en la dieta habitual.

Los estudios han demostrado que la seta barbuda es útil en casos de hiperglucemia, ya que posee una acción hipoglucemiante gracias al vanadio, que tiene dos funciones principales: protege las células que producen insulina y potencia los receptores de las membranas celulares, con la consecuente reducción de resistencia a la insulina. También ayuda como antiagregante plaquetario, antitumoral y en dietas de control de peso.

Así, Coprinus nos ayudará a tener mejores digestiones, a nivel pancreático y control glucémico, en casos de diabetes tipo I y II, hiperglucemia, sobrepeso, y cánceres relacionados con las mamas, el páncreas o el estómago.

Cordyceps, (Cordyceps sinensis)

Este hongo desarrolla parte de su ciclo dentro de un insecto, se les llama enteropatógenos.

Antiguamente se cultivaba en los altiplanos del Tíbet, a una altitud de 5000 metros, y era muy apreciado por su escasez. Hace algunos años se descubrió cómo cultivarlo con sustratos ricos en proteínas, a partir del cultivo del micelio.

En el Cordyceps encontramos polisacáridos, el 25% de los cuales son betaglucanos, ácido cordicéptico, Cordicepina, ergosterol, la provitamina D y esteroles vegetales.

Así, Cordyceps sinensis, te puede ser de ayuda cuando necesitas una tonificación general del organismo, en casos de falta de energía, fatiga, astenia… Además, ayuda a potenciar el sistema inmunitario y las defensas, es antiviral, inmunoregulador, antioxidante por su alta presencia de SOD, (superóxido dismutasa y glutatión peroxidasa), antitumoral, tónico del riñón y del corazón, antitrombótico, tónico cardiorrespiratorio y protector del hígado, es afrodisíaco, antidepresivo, efectos rejuvenecedores y anti-senilidad.

Por lo tanto, nos será de especial utilidad en el sistema cardio-respiratorio, en el sistema urogenital, y para la libido.

Cordyceps sinensis, energía, tonificación, estimulante… El hongo que nos ayudará a poder acabar el día en perfecto estado energético.

Maitake, el rey de las setas

El Maitake, (Grifola frondosa), es un hongo usado en la medicina oriental desde hace 3000 años. Se encuentra comúnmente en los castaños y es muy apreciado en la cocina.

Como casi todas las setas medicinales, el Maitake tiene una importante función sobre el sistema inmunitario, inmunomodulador, antiviral, antiinflamatorio, analgésico, antitrombótico, antifibrótico, hipoglucemiante, hipotensor, hipolipemiante, reduce la absorción de ácidos grasos, especialmente útil en síndrome metabólico, antitumoral y adaptógeno.

El Maitake tiene un montón de principios activos, muy similares a los de otras setas medicinales, polisacáridos, lectinas y enzimas, metalo proteínas (proteínas que tienen un ion de metal como cofactor), ergosterol, (precursor de la vitamina D vegetal), el disacárido trehalosa, (un azúcar de lenta digestión) y diferentes ácidos grasos.

Así, será recomendable en problemas del sistema nervioso, inmunitario y digestivo, en casos de hipertrigliceridemia, obesidad, control de peso, deficiencias inmunitarias, infecciones virales, recidivas tumorales, radioterapia y quimioterapia, así como hepatitis B, cáncer y HTA.

De nuevo nos encontramos con una seta, de muy buen paladar, muy apreciada en todo el mundo por sus virtudes curativas y, de nuevo, te recomendamos que busques un extracto estandarizado, donde te aseguren un mínimo de principio activo y puedas conocer los efectos terapéuticos maravillosos que te puede brindar el Maitake, el rey de las setas.

Melena de león, (Hericium erinaceus)

Este hongo es comestible y muy rico en proteínas y minerales. Uno de ellos, difícil de encontrar en la dieta, es el germanio. En la Melena de león encontramos varios polisacáridos, entre ellos los betaglucanos, Erinacinas y Hericenonas, principios activos propios de la melena de león y enzimas, rica en SOD.

Es un hongo muy apreciado en patologías intestinales, ya que tiene la capacidad de ayudar en la regeneración de la mucosa intestinal. Consigue, además, ayudar en la protección de la vaina de la mielina, por ello es de especial ayuda en casos de esclerosis multiple. Pero además tiene habilidad de ayudar en diversos problemas nerviosos, tales como estrés, alteraciones del sueño, patologías neurodegenerativas, (Parkinson y Alzheimer), o para la ceguera. La función intestinal ayuda en casos de hiper-permeabilidad intestinal, con lo que ello conlleva, una respuesta disparada del sistema inmunitario que puede volcarnos en enfermedades neurodegenerativas o autoinmunitarias. También ayuda como antitumoral y antioxidante, por su aporte de SOD, (superóxido dismutasa, un potente antioxidante que, a su vez, derivará en glutatión peroxidasa, otro potente antioxidante).

Así que, si tenemos problemas digestivos o del sistema nervioso, Hericium erinaceus, nos será de gran ayuda, como suplemento natural, con la calidad adecuada.

Os listamos las patologías que el laboratorio Hifas da Terra ha comprobado con estudios que ayuda la Melena de león:

Problemas digestivos, hiper permeabilidad intestinal, alergias e intolerancias alimentarias, inflamación intestinal, colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn, reflujo gastroesofágico, inflamación de la mucosa gástrica o úlcera de estómago, enfermedades neurodegenerativas, problemas cognitivos, Alzheimer, Parkinson, EM (esclerosis múltiple), demencia, anemia o cáncer. Como veis, una gran ayuda para tratar enfermedades o para evitarlas.

Polyporus, (Polyporus umbellatus o Grifola umbellata)

Se trata de una seta comestible, pero muy fibroso, así que no suele gustar demasiado por su textura. Aunque es muy rico a nivel proteico y por su abundancia en cobre y zinc.

Polyporus es un hongo rico en proteoglicanos, polisacáridos, el antioxidante SOD, (superóxido dismutasa), ergosterina, ácido tetracosanoico y triterpenos.

Los polisacáridos de Polyporus aumentan la fagocitosis, potenciando así el sistema inmunitario, es bactericida, diurético, y ayuda a depurar el sistema linfático, además es un excelente protector renal, antiviral y antitumoral.

Polyporus nos será de especial ayuda en casos de retención de líquidos, edemas y linfedemas, HTA o cáncer. Verdaderamente es difícil encontrar elementos que tengan la habilidad de ayudar a depurar el sistema linfático y Polyporus es una excelente herramienta para ello, nada desdeñable.

Reishi, el hongo de la eterna juventud

El Reishi (Ganoderma lucidum) es un hongo con multitud de propiedades medicinales, usado desde hace milenios en las diferentes medicinas tradicionales por sus múltiples propiedades terapéuticas. Al ser un hongo de no muy buen paladar no suele usarse culinariamente y, en cambio, sí se usa mucho en medicina.

La enorme cantidad de principios activos del Reishi lo hace especialmente útil para ayudar en casos en que sea necesario potenciar el sistema inmunitario, como antivírico, antiinflamatorio, para las alergias de todo tipo, tanto estacionales como alimentarias por su función inmunomoduladora), también se usa como hipotensor, hipolipemiante, mejora la oxigenación de la sangre, hepatoprotectora e hipoglicemiante y, gracias a la sinergia de las funciones anteriormente listadas, es un gran antiaging. Por último, podemos destacar sus funciones reguladoras hormonales y antitumorales, largamente estudiadas y descritas.

Los principios activos del Reishi son numerosos, ello hace de este hongo una auténtica panacea para multitud de problemas de salud. Entre los principios activos podemos encontrar múltiples polisacáridos, proteoglicanos, lectinas, triterpenos, esteroles, adenosina y guanosina, vitaminas del grupo B, germanio y sustancias antihistamínicas.

De este modo, este preciado hongo, lo podemos recomendar en casos de fotosensibilidad, síntomas de envejecimiento, ansiedad, insomnio, agotamiento, cansancio, astenia, amenorrea, dismenorrea, menopausia, hiperplasia benigna de próstata, endometriosis, psoriasis, esclerosis múltiple, alergias, enfermedades autoinmunes, déficit inmunológico, hepatitis A y B, inflamación crónica y cáncer.

Muchos estudios avalan las diversas funcionalidades del hongo de la eterna juventud y, como ya te explicamos en otro de nuestros posts, hay que saber escoger qué suplemento tomar. No es lo mismo Reishi en polvo que extracto de Reishi, igual que no es lo mismo escoger un Reishi que haya sido cultivado en ciertas zonas, no controladas, que en otras en donde se tiene en cuenta el ecosistema.

Nosotros trabajamos con Hifas da Terra, largamente galardonado laboratorio por sus buenas praxis, se ha transformado en el laboratorio de referencia en Europa por sus investigaciones sobre los hongos medicinales y sobre el cultivo ecológico de sus hongos, además de los estudios que se llevan a cabo en diferentes hospitales de la comunidad europea.

Que no te den gato por liebre… infórmate antes de gastar en algo que no te va a hacer efecto. Son muchos los principios activos de los hongos medicinales y, para aprovechar las virtudes y beneficios de estos, deben ser extractos estandarizados.

Shiitake, (Lentinula edodes)

Desde hace milenios, el hongo conocido como Shiitake, ha sido consumido tanto a nivel culinario como por sus maravillosas propiedades en Oriente. Se cree que se trata del primer hongo cultivado para su consumo, hace alrededor de 2000 años.

Se trata de un hongo muy apreciado en la cocina vegetariana, ya que contiene todos los aminoácidos esenciales, además de su alto contenido nutricional como zinc, hierro o calcio, provitamina D, vitaminas del grupo B y ácidos grasos poliinsaturados.

El Shiitake tiene una cantidad muy elevada de betaglucanos, proteoglicanos, eritadenina, colina, enzimas proteolíticas, la provitamina D antes comentada, el disacárido trehalosa, y demás. Con estos nutrientes, diversos estudios han constatado que sus principios activos pueden ser de ayuda en casos en que se necesite potenciar el sistema inmunitario, como antiviral, antibacteriano, hipolipemiante, protector del hígado, antitrombótica, por tanto, antiagregante plaquetario, también es útil en casos de impotencia y es antitumoral, también favorece los ciclos hormonales de la mujer como hormono-regulador, y es alcalinizante, para terrenos u organismos acidificados.

Especialmente de ayuda para el sistema inmunitario, digestivo, reproductor y cardiovascular. Así, si sufres alguna de estas patologías, Shiitake podría serle de ayuda: Helicobacter pylori, gingivitis, caries, candidiasis, eczemas, gota, hiperuricemia, aterosclerosis, Hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia, acidosis metabólica, neoplasias, déficit de la lívido, Cáncer…

Y eso es todo, que no es poco. Una lista de los principales hongos medicinales y sus principales propiedades medicinales: una maravilla de la naturaleza puesta a nuestro alcance.

De nuevo y como siempre: te recomiendo que habléis con un profesional para determinar qué tipo de hongo es el más adecuado para tí, ¡podría ser más de uno! Busca información y no te quedes con lo que aquí decimos, si es un tema que te apasiona, busca y contrasta.

Y no dudes en contactarnos para que te asesoremos sobre cual es la mejor opción para ti.

Un saludo

 

Pau Elias Mondelo

Naturópata y Coach en Nutrición Ortomolecular
Colegiado Nº 3248 ONC Fenaco

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación así como para tareas de análisis. Al continuar navegando, entendemos que acepta el uso de cookies

¿Qué son las cookies?

Una cookie es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerlo. El conjunto de cookies nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no.

Las cookies son esenciales para el funcionamiento de Internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándonos la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, si son activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores.

¿Que tipo de cookies utiliza esta página web?

Cookies propias: son aquellas que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio gestionado por el editor y desde el que se presta el servicio solicitado por el usuario.

Cookies de terceros: son aquellas que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio no gestionado por el editor sino por otra entidad que analiza los datos obtenidos.

Cookies persistentes: son un tipo de cookies en el que los datos siguen almacenados en el terminal y pueden ser accedidas y tratadas por el responsable de la cookie.

Cookies de analítica web: a través de la analítica web se obtiene información relativa al número de usuarios que acceden a la web, el número de páginas vistas, la frecuencia y repetición de las visitas, su duración, el navegador utilizado, el operador que presta el servicio, el idioma, el terminal que utiliza, o la ciudad en la que está asignada la dirección IP. Información que posibilita un mejor y más apropiado servicio por parte de esta web.

Aceptación del uso de cookies.

Asumimos que usted acepta el uso de cookies. Sin embargo, usted puede restringir, bloquear o borrar las cookies de esta web o cualquier otra página a partir de la configuración de su navegador.

A continuación le mostramos las páginas de ayuda de los navegadores principales: