¿Seguro que estás BIEN nutrido? No te la juegues...

Conoce la cantidad de nutrientes que debemos consumir diariamente y como asegurar su consumo.

Como ya hemos visto en artículos anteriores, las CDR no sirven para mantenernos en el umbral de la buena salud sino para que no contraigamos las enfermedades relacionadas con la deficiencia de ese nutriente en particular.

También os explicamos que la cantidad diaria recomendada es muy diferente a la dosis óptima de un nutriente y que cada persona tiene unas necesidades muy específicas para con cada nutriente y siempre dependiendo de una serie multifactorial de variables tales como el estilo de vida, el deporte, la ingesta de agua, el tipo de alimentación, el tabaco, el alcohol, las relaciones sociales y demás.

En este tercer vídeo artículo os queremos explicar la necesidad de la suplementación y qué suplementos priorizar por delante de los demás.

En primer lugar, ¿debemos suplementarnos? La respuesta, si has visto los anteriores vídeos, es evidente. SÍ. En la situación global en que vivimos no es posible no suplementarse y los motivos son los siguientes:

  • Los alimentos no llevan los nutrientes que deberían llevar: el agotamiento de la tierra y de sus recursos, la recolección antes del madurado, el transporte, los transgénicos… y muchas otras variables hacen que los alimentos que tomamos no contengan los nutrientes que deberían llevar provocando una carencia de estos.
  • El estilo de vida que llevemos hace que tengamos un desgaste más elevado de ciertos nutrientes específicos que no encontramos en la dieta en las cantidades óptimas. Por ejemplo, si tienes un trabajo que requiera mucha actividad cognitiva es normal que requieras de nutrientes que potencien y ayuden a esa actividad, que no será la misma que una persona que va al gimnasio cada día u otra que viva en el centro de una gran ciudad con la polución que eso refleja.
  • Los requerimientos nutricionales de hoy en día son muy diferentes a los que tenían nuestros padres. Hoy la llegada de información y el estilo trepidante de vida provoca niveles de estrés muy elevados con el consumo de nutrientes que eso conlleva. Además, aquí entran en juego los fitonutrientes, principios activos de plantas medicinales que pueden ayudarnos a sobrellevar el proceso y no caer enfermos en el intento.

Resumen: Existen muchos números para que caigamos enfermos en general, pero si el organismo no tiene los nutrientes necesarios para preparar unas defensas adecuadas, las probabilidades aumentan considerablemente. De la alimentación diaria, aún haciéndolo a la perfección, no podemos esperar que cubra nuestras necesidades. Así que sólo nos queda la alternativa de la suplementación consciente.

Pero, ¿qué suplementos tomo?

Lo principal y más adecuado será un multinutriente, rico en vitaminas y minerales y que cubrirá parte de la carencia nutricional de la alimentación. En segundo lugar, AGE’s (ácidos grasos esenciales), tales como el omega 3 o la onagra. Continuaríamos con un buen suplemento de vitamina C, la más usada y necesaria… A partir de cierta edad entraríamos a tomar antioxidantes balanceados y posiblemente suplementos herbarios estandarizados… Y existen muchísimos más, específicos para cada necesidad… ¿quieres saber cuál es el tuyo?

No dejes de contactar con nosotros y te asesoraremos super contentos.

Pau Elias Mondelo

Naturópata y Coach en Nutrición Ortomolecular
Colegiado Nº 3248 ONC Fenaco

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación así como para tareas de análisis. Al continuar navegando, entendemos que acepta el uso de cookies

¿Qué son las cookies?

Una cookie es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerlo. El conjunto de cookies nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no.

Las cookies son esenciales para el funcionamiento de Internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándonos la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, si son activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores.

¿Que tipo de cookies utiliza esta página web?

Cookies propias: son aquellas que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio gestionado por el editor y desde el que se presta el servicio solicitado por el usuario.

Cookies de terceros: son aquellas que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio no gestionado por el editor sino por otra entidad que analiza los datos obtenidos.

Cookies persistentes: son un tipo de cookies en el que los datos siguen almacenados en el terminal y pueden ser accedidas y tratadas por el responsable de la cookie.

Cookies de analítica web: a través de la analítica web se obtiene información relativa al número de usuarios que acceden a la web, el número de páginas vistas, la frecuencia y repetición de las visitas, su duración, el navegador utilizado, el operador que presta el servicio, el idioma, el terminal que utiliza, o la ciudad en la que está asignada la dirección IP. Información que posibilita un mejor y más apropiado servicio por parte de esta web.

Aceptación del uso de cookies.

Asumimos que usted acepta el uso de cookies. Sin embargo, usted puede restringir, bloquear o borrar las cookies de esta web o cualquier otra página a partir de la configuración de su navegador.

A continuación le mostramos las páginas de ayuda de los navegadores principales: