Consejos naturales para combatir el estrés postvacaional

 Consejos naturales para combatir el estrés postvacaional

Como nos afecta el estrés postvacacional y consejos para remediarlo de forma natural.

Volver al trabajo después de un periodo de descanso suele ser un tedio y la mayoría de veces cuesta más de lo que nos gustaría. Cuando se trata de una semana quizás el problema no sea tan grande, (y también), pero cuando cogemos 15 días, 1 mes… volver puede volverse un auténtico suplicio pero, ¿por qué pasa esto? ¿por qué nos cuesta tanto y por qué se resiste nuestro organismo? ¿se puede hacer algo al respecto?

 

Bienvenidos a otro de los artículos de Dietetica Plus para ayudaros a superar los pequeños baches de la vida de manera natural.

Para empezar deberíamos ser capaces de entender cómo reacciona nuestro organismo cuando cambia de situación. ¿Qué quiere decir con cambiar de situación? Pues tan sencillo como pasar de un estado a otro. Sea lo que sea, de dormido a despierto, de hambriento a saciado, de activo a pasivo… Nuestro organismo tiene que adaptarse a las circunstancias que la vida diaria le plantea y eso lo hace a través de la liberación de ciertas hormonas. Es muy fácil.

Para que nuestro organismo se adapte a las diferentes circunstancias libera una hormona conocida como cortisol. El cortisol es una hormona que segregamos desde las glándulas suprarrenales. Estas glándulas se llaman así porque están situadas encima de los riñones. Esto no es así en todos los animales, algunos de ellos tienen esas glándulas en otro sitio y por tanto se les llama glándulas adrenales en vez de suprarrenales. En realidad en los humanos ya incluso no se está llamando glándula suprarrenal sino glándula adrenal. 

En todo caso, esta glándula segrega la hormona tanto  en animales como en humanos y hace que seamos capaces de adaptarnos al medio. Esta adaptación puede ser rápida, media o lenta. Os pongo un ejemplo: cuando te levantas por la mañana pasas de estar dormido a levantarte y a estar activo y tu cuerpo y tu organismo se tienen que adaptar a la nueva situación. Entonces tu organismo libera cortisol a través de las glándulas adrenales para facilitar y acelerar el proceso de adaptación. A esto se le llama estrés positivo. Se trata de un tipo de estrés que te ayuda y que es positivo porque te mantiene alerta y despierto para poder empezar el día, también te mantiene activo a medida que va pasando el día  y eso te  permite trabajar, ir al gimnasio, hacer la comida, etc...

Está liberación de cortisol y ese proceso de adaptación lo encontramos en todos los momentos del día en mayor o menor medida.Liberamos cortisol para ayudar a adaptarnos a las circunstancias que nos rodean en ese momento. Entonces, por ejemplo, por la mañana cuando nos levantamos pasamos por ese proceso; también sucede cuando vamos a comer porque el organismo se quiere adaptar al proceso de digestión para poder digerir los alimentos correctamente, de ahí que después de comer sientas somnolencia y quieras hacer la siesta. Eso es porque la energía se dirige al sistema digestivo y queda menos energía para funcionar en otras cosas y hay que sea bueno descansar después de comer.  sucede con los diferentes horarios diarios por ejemplo no es en la misma cantidad de cortisol que tienes por la mañana en la que tienes al mediodía que la que pueda hacer por la noche normalmente a medida que va pasando el día los niveles de cortisol van bajando para dejar paso al descanso con la subida de la hormona melatonina.

El estrés postvacacional es el estrés que vas a sentir cuándo vuelves de las vacaciones. Esto sucede porque tu organismo está intentando adaptarse de todo el descanso que has tenido a la nueva fase de actividad. De este modo sí que es normal que sientas cierta dificultad en el momento de volver a la actividad cotidiana. Esta dificultad viene dada por la cantidad, calidad y momento de liberación de cortisol. Te estarás preguntando qué es lo que podemos hacer para paliar esta situación y adaptarnos lo más rápido posible a la nueva época de actividad ya sea vuelta al cole de los niños, vuelta al trabajo nuestra, lo que sea… Pues, efectivamente, existen unas plantas que nos pueden ayudar a sobrellevar este proceso, a las cuales llamaremos adaptógenas.  Estas plantas facilitan  la adaptación del organismo frente a cualquier cambio que pueda conllevar liberación de cortisol. Ayudan al organismo a hacer una liberación correcta de cortisol y, por tanto, de la gestión del estrés.

Plantas como el Ginseng, la Ashwagandha, la Rhodiola, el Astrágalo, la Maca, el Eleuterococo, son plantas que nos ayudarán a gestionar ese cortisol, son plantas que te ayudarán a adaptarte, a mejorar la respuesta de tu organismo frente a ese tipo de situaciones y a todo tipo de cambios… ¿quieres saber más? Mira nuestro vídeo y no dejes de compartirlo.

¡Un abrazo!

Pau Elias Mondelo

Naturópata y Coach en Nutrición Ortomolecular
Colegiado Nº 3248 ONC Fenaco

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación así como para tareas de análisis. Al continuar navegando, entendemos que acepta el uso de cookies

¿Qué son las cookies?

Una cookie es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerlo. El conjunto de cookies nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no.

Las cookies son esenciales para el funcionamiento de Internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándonos la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, si son activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores.

¿Que tipo de cookies utiliza esta página web?

Cookies propias: son aquellas que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio gestionado por el editor y desde el que se presta el servicio solicitado por el usuario.

Cookies de terceros: son aquellas que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio no gestionado por el editor sino por otra entidad que analiza los datos obtenidos.

Cookies persistentes: son un tipo de cookies en el que los datos siguen almacenados en el terminal y pueden ser accedidas y tratadas por el responsable de la cookie.

Cookies de analítica web: a través de la analítica web se obtiene información relativa al número de usuarios que acceden a la web, el número de páginas vistas, la frecuencia y repetición de las visitas, su duración, el navegador utilizado, el operador que presta el servicio, el idioma, el terminal que utiliza, o la ciudad en la que está asignada la dirección IP. Información que posibilita un mejor y más apropiado servicio por parte de esta web.

Aceptación del uso de cookies.

Asumimos que usted acepta el uso de cookies. Sin embargo, usted puede restringir, bloquear o borrar las cookies de esta web o cualquier otra página a partir de la configuración de su navegador.

A continuación le mostramos las páginas de ayuda de los navegadores principales: