Tratamiento natural (Ortomolecular) para el Helicobacter Pylori

Tratamiento natural (Ortomolecular) para el Helicobacter Pylori

La nutrición Ortomolecular nos presenta un tratamiento natural muy eficaz para ayudarte con los problemas causados por el Helicobacter Pylori.

Helicobacter Pylori es una bacteria que lleva con nosotros milenios. Se calcula que dos tercios de la población mundial está infectada por esta bacteria, aunque no se está seguro de cómo se infecta una persona con ella. Es del tipo gram negativa y parece que se adquiere durante la infancia, en los 10 primeros años de vida.

El contagio suele ser de algún otro familiar, a través de la saliva, o algún otro tipo de contacto, aunque también puede venir de aguas contaminadas, de materia fecal o de ciertos alimentos frescos, mal limpiados, etc…

En todo caso parece ser una bacteria que fastidia a mucha gente y hoy os queríamos explicar cómo la tratamos desde el punto de vista de la medicina Ortomolecular.

Para empezar, tendremos en cuenta que se trata de una bacteria, por lo tanto, sensible a los antibióticos. El tratamiento convencional incluye inhibidores de la bomba de protones, (protectores estomacales), y antibióticos. Sucede que los “protectores de estómago”, (entre comillas porque no protegen al estómago, sino que inhiben la capacidad de liberar ácido clorhídrico, además de otros efectos secundarios indeseables), son un tratamiento para la sintomatología, no arreglando el problema y, posiblemente, empeorando la situación. Además, las bacterias tienen la capacidad de mutar. Esto lo hacen cuando detectan que el antibiótico las quiere atacar, para salvar la vida. Es entonces cuando el médico te cambia el antibiótico. Hasta que dé con uno que sí haga efecto. Con esto, he encontrado pacientes que han hecho hasta 5 y 6 tandas de antibióticos diferentes, con lo que presupone… Recordad que anti-bio quiere decir anti-vida… La flora intestinal queda totalmente alterada, dejando paso a la proliferación de hongos y demás. En todo caso, se deberá tener en cuenta todo esto en el momento en que se decida iniciar el tratamiento y ser consecuente con él.

Desde la medicina Ortomolecular entendemos al Helicobacter Pylori, (a partir de ahora HP), como una bacteria que coloniza la mucosa digestiva, sobretodo estomacal. Para ello, y entendiendo que las bacterias viven muy cómodas en un terreno ácido, se intenta alterar el terreno para que no se sienta cómoda y no prolifere a sus anchas. En vez de dar un inhibidor de la bomba de protones recomendamos tomar Kuzu, la raíz de una planta conocida como Pueraria lobata. El Kuzu tiene una función equilibrante sobre el pH estomacal, devolviendo al terreno el pH que le pertoca.

Comúnmente, el kuzu se utiliza en cocina como espesante. Cuando lo mezclas con agua caliente crea una gelatina que es muy útil culinariamente. En nuestro caso lo recomendamos con otra finalidad: la de reequilibrar el pH de la mucosa estomacal para que HP no se encuentre cómodo y no prolifere más de lo que ya ha hecho.

También entendemos que debemos recomendar algún antibiótico, ya que tienen una fuerte función sobre las bacterias. La diferencia esencial entre un antibiótico natural y un fármaco es que el antibiótico natural no está especializado para ningún tipo de bacteria en concreto. De este modo, si HP muta al reconocer al antibiótico, a éste le es indiferente e irá a la caza de la forma mutada de igual forma. Solemos recomendar extracto de semilla de pomelo, aceite esencial de ravensara, aceite esencial de cajeput o de orégano. En realidad, existen unos cuantos elementos naturales con capacidad antibiótica.

Para apoyar la función del organismo en la lucha contra la infección incluimos en la recomendación algún inmuestimulante similar a la equinacea, el propóleo, la uña de gato, la micoterapia o algún otro.

De este modo estamos combatiendo la infección desde diferentes frentes:

1. Estimulamos la inmunidad del paciente.
2. Atacamos la infección con antibióticos naturales.
3. Devolvemos el entorno favorable a las mucosas para que no prolifere la infección.

Existen otros elementos que podemos tener en cuenta para tratar el HP como, por ejemplo, el Lactobacillus reuteri. Este es un lactobacilo que se da en forma inactiva, muerto por decirlo de algún modo. En estado inactivo parece tener una función similar al velcro con el HP, es decir, lo engancha para su ulterior eliminación vía digestiva.

Existen mezclas de aceite del árbol de té y extracto de semilla de pomelo, con una clara función antibiótica u otras mezclas realmente interesantes para tratar el problema.

Históricamente se ha usado el clavo en esta afección, así pues, valorar el aceite esencial de clavo, con una buena cromatografía tampoco sería desdeñable.

En fin, finalmente deberíamos tener en cuenta un tipo de dieta en que el paciente no favoreciese la aparición o la nueva proliferación de la bacteria. Una dieta ligeramente alcalina sería adecuada durante el tratamiento y post tratamiento.

Como podéis ver, siempre hay una solución natural y, como siempre, nos encanta compartirla contigo, así que, no dejes de compartirla con los demás, nunca se sabe a quién le puede ser útil y quién los puede necesitar.

Recordaros que la vía de comunicación a través de Whatsapp ha cambiado, podéis continuar comunicándoos con nosotros vía Whatsapp pero a este nuevo número: 872.503.666, el antiguo lo podéis borrar.

¡Muchas gracias y hasta la próxima!

Pau Elias Mondelo

Naturópata y Coach en Nutrición Ortomolecular
Colegiado Nº 3248 ONC Fenaco

Estudios:

Semilla de Pomelo, extracto:

1. Inhibitory effect of grapefruit seed extract (GSE) on avian pathogens. J Vet Med Sci. 2019 Mar 30;81(3):466-472. doi: 10.1292/jvms.18-0754. Epub 2019 Feb 4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30713281

2. Effect of layer-by-layer antimicrobial edible coating of alginate and chitosan with grapefruit seed extract for shelf-life extension of shrimp (Litopenaeus vannamei) stored at 4 °C. Int J Biol Macromol. 2018 Dec;120(Pt B):1468-1473. doi: 10.1016/j.ijbiomac.2018.09.160. Epub 2018 Sep 26. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30267814

3. Preparation of antibacterial poly(lactide)/poly(butylene adipate-co-terephthalate) composite films incorporated with grapefruit seed extract. Int J Biol Macromol. 2018 Dec;120(Pt A):846-852. doi: 10.1016/j.ijbiomac.2018.09.004. Epub 2018 Sep 3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30189274

4. Antimicrobial wrapping paper coated with a ternary blend of carbohydrates (alginate, carboxymethyl cellulose, carrageenan) and grapefruit seed extract. Carbohydr Polym. 2018 Sep 15;196:92-101. doi: 10.1016/j.carbpol.2018.04.128. Epub 2018 May 15. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29891329

5. Grapefruit and its biomedical, antigenotoxic and chemopreventive properties. Food Chem Toxicol. 2018 Feb;112:224-234. doi: 10.1016/j.fct.2017.12.038. Epub 2017 Dec 25. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29284137

6. Effects of malic acid or/and grapefruit seed extract for the inactivation of common food pathogens on fresh-cut lettuce. Food Sci Biotechnol. 2016 Dec 31;25(6):1801-1804. doi: 10.1007/s10068-016-0274-5. eCollection 2016. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30263478

Árbol del Té, aceite:

1. Melaleuca alternifolia essential oil abrogates hepatic oxidative damage in silver catfish (Rhamdia quelen) fed with an aflatoxin-contaminated diet. Comp Biochem Physiol C Toxicol Pharmacol. 2019 Mar 23;221:10-20. doi: 10.1016/j.cbpc.2019.03.007. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30910599

2. In Vitro Effects of Tea Tree Oil (Melaleuca Alternifolia Essential Oil) and its Principal Component Terpinen-4-ol on Swine Spermatozoa. Molecules. 2019 Mar 19;24(6). pii: E1071. doi: 10.3390/molecules24061071. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30893764

3. Inhibition of Listeria monocytogenes by Melaleuca alternifolia (tea tree) essential oil in ground beef. Int J Food Microbiol. 2019 Mar 16;293:79-86. doi: 10.1016/j.ijfoodmicro.2019.01.004. Epub 2019 Jan 11. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30665066

4. In Vitro Antimicrobial Activities of Commercially Available Tea Tree (Melaleuca alternifolia) Essential Oils. Curr Microbiol. 2019 Jan;76(1):108-116. doi: 10.1007/s00284-018-1594-x. Epub 2018 Nov 12. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30421144

Helicobacter Pylor¡, bacteria:

1. Impact factors that modulate gastric cancer risk in Helicobacter pylori-infected rodent models. Helicobacter. 2019 Apr 4:e12580. doi: 10.1111/hel.12580. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30950162

2. Daphnetin: A Novel Anti-Helicobacter pylori Agent. Int J Mol Sci. 2019 Feb 15;20(4). pii: E850. doi: 10.3390/ijms20040850. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30781382

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación así como para tareas de análisis. Al continuar navegando, entendemos que acepta el uso de cookies

¿Qué son las cookies?

Una cookie es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerlo. El conjunto de cookies nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no.

Las cookies son esenciales para el funcionamiento de Internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándonos la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, si son activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores.

¿Que tipo de cookies utiliza esta página web?

Cookies propias: son aquellas que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio gestionado por el editor y desde el que se presta el servicio solicitado por el usuario.

Cookies de terceros: son aquellas que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio no gestionado por el editor sino por otra entidad que analiza los datos obtenidos.

Cookies persistentes: son un tipo de cookies en el que los datos siguen almacenados en el terminal y pueden ser accedidas y tratadas por el responsable de la cookie.

Cookies de analítica web: a través de la analítica web se obtiene información relativa al número de usuarios que acceden a la web, el número de páginas vistas, la frecuencia y repetición de las visitas, su duración, el navegador utilizado, el operador que presta el servicio, el idioma, el terminal que utiliza, o la ciudad en la que está asignada la dirección IP. Información que posibilita un mejor y más apropiado servicio por parte de esta web.

Aceptación del uso de cookies.

Asumimos que usted acepta el uso de cookies. Sin embargo, usted puede restringir, bloquear o borrar las cookies de esta web o cualquier otra página a partir de la configuración de su navegador.

A continuación le mostramos las páginas de ayuda de los navegadores principales: